Parques Solares

Por: Dr. Osvaldo Moreira

Mathematisch-naturwissenschaftliche Fakultat, Universitat Zurich Doctor en Física. Especialista en energías renovables. Ha trabajado en el diseño y puesta a punto de los procesos de fabricación de paneles solares en la empresa Flisom AG, Zu, Suiza. Actualmente integra la división R&D en la empresa Ser Solar SRL

Una central fotovoltaica, también conocida como parque solar, es un sistema fotovoltaico a gran escala diseñado para el suministro de energía comercial a la red eléctrica. Se diferencia de la mayoría de las aplicaciones de energía solar montadas en edificios y otras similares porque suministra energía a nivel de utilidad, en lugar de a un usuario o a usuarios locales. Se les conoce también como granjas solares o huertas solares, especialmente cuando se ubican en áreas agrícolas.

La fuente de energía es a través de módulos fotovoltaicos que convierten la irradiación solar directamente en electricidad. Sin embargo, esto difiere de y no debe confundirse, con la energía solar concentrada, otra tecnología de generación solar a gran escala ( termosolar), que utiliza el calor como fuente primaria. Ambos enfoques tienen sus propias ventajas y desventajas, pero hasta la fecha, por diversas razones, la tecnología fotovoltaica ha tenido un uso mucho mas amplio. A partir de 2013, los sistemas fotovoltaicos superan en numero a los concentradores solares en una relación de aproximadamente 40:1.

Los mejores lugares para los parques solares en términos de aprovechamiento de la tierra se consideran los sitios donde no hay otro uso de la misma. Incluso en áreas cultivadas, una proporción significativa del sitio de un parque solar también puede dedicarse a otros usos productivos, como cultivos o biodiversidad.

El rendimiento de un parque solar depende de las condiciones climáticas, el equipo utilizado y la con- figuración del mismo. La energía primaria es la irradiación global en el plano de los paneles solares, y esto es a su vez una combinación de la radiación directa y difusa.

Un determinante clave de la energía entregada es la eficiencia de conversión de los módulos solares, que dependerá en particular del tipo de célula solar utilizada.